quién dice la ciencia y la sociedad que yo soy?

El tema recurrente en la sagrada liturgia en el día de hoy, en las lecturas, es el tema del Poder.

Escuchamos al profeta Isaías describir como hay alguien más poderoso que los gobernantes de la Tierra. Seguramente recordamos cuando Jesús está frente a Poncio Pilato, y Pilato, queriendo demostrar la fuerza de su poder, le dice: «¿es que no sabes que yo tengo el poder de darte muerte?» (Jn 19:10). Es este poder humano que a veces puede ser aterrador al querer imponerse ante todo. La respuesta de Jesús ante Pilato no se deja esperar: «No tendrías ningún poder si no te fuera dado de lo alto» (Jn 19:11).

Power, Science, Faith, Jesus, Society, ciencia, poder, fe, jesús, sociedad
Munkacsy, Cristo frente a Pilato, Déri Museum, Debrecen

Hay también otro poder que hemos experimentado todos en esta semana. En menos de una semana hemos experimentado un eclipse solar, cómo la fuerza de la naturaleza mueve los astros y hace opacar la luz; y hoy mismo, ayer, la fuerza de las lluvias torrenciales, el huracán Harvey; el poder de la naturaleza. Este poder también puede imponer.

Tal vez recordarán que hace unas semanas hablamos del Evangelio de Pedro, que se hunde ante el miedo a la tempestad, los vientos y las olas. Es este poder que nos llama a creer, a ver que hay un poder más grande, más sublime, un poder en lo alto, una presencia santa que nos está buscando a lo largo de nuestros días, que anhela ser encontrada por nosotros.

Hoy Jesús les pregunta a sus apóstoles: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?»…¿qué andan diciendo por ahí sobre mí? Pedro es el primero en responder: «Eres el Mesías, el Hijo del Dios Vivo». Ante esta respuesta, Jesús le dice: «Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.»

Lo interesante es que Pedro sólo descubre quién es él mismo, Pedro, y su misión en la Iglesia cuando responde a la pregunta de quién es el Hijo del Hombre para él.

Me parece que la misma pregunta nos puede hacer Cristo Jesús, en estos días: «¿quién dice la gente que es el hijo del hombre?»

Jesús, unos dicen desde la Ilustración y de otros movimientos sociales y psicológicos, que tú eres sólo una idea que nos inventamos nosotros, los hombres, para lidiar con la realidad de la muerte.

Jesús, la ciencia, centrada en su método, dice que no hay evidencia para creer en tu mensaje, que no hay motivos para creer en la vida después de la muerte, en la resurrección, o en el alma.

Jesús, unos dicen que obras milagros en sus vidas cuando la gente acude a ti; que eres un Señor milagrero, y que logra en aquellas personas lo que ellos no pueden conseguir por sí mismos.

Jesús, mi sociedad, mi escuela, mi trabajo, mi familia, mis amigos dicen que tú eres una creencia entre tantas otras. Una creencia más entre el budismo, el islam o el yoga, que yo puedo escoger como menú, según me haga sentir mejor.

Mas luego Jesús vuelve su mirada hacia ti, su mirada penetrante y amorosa, y te dice:

«¿pero , quién dices que soy yo?»

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Te puede interesar: